Dejar de usar pañal

Adios pañal, ¡ya soy un chico mayor!

¡Por fin es Viernes! Ay que larga se me ha hecho esta semana, creo que es por el mal tiempo, no se a vosotros pero a mi el sol me da la vida en los días de invierno.

El post de hoy,como no podía ser de otra forma, es para compartir con vosotros la operación pañal que se está llevando a cabo en mi casa, con Marc claro está 🙂 En IG ya os adelanté un poquito, pero aquí os cuento más detallado el proceso que estamos llevando a cabo, lo que nos funciona y lo que no, y sobre todo la evolución del peque.

Lo primero de todo os pongo en antecedentes de que Marc es de esos niños, que no le molesta el pañal en absoluto, ni se molesta en avisarte de que ha hecho caca aunque se lo preguntes un millón de veces. ¿Por qué os digo esto? Porque este tipo de comportamiento influye bastante en el enfoque y paciencia que tenemos que afrontar en la «operación pañal». Si tu hijo es vaguete para esto y poco quisquilloso con eso de llevar el pañal sucio…sabes que la cosa va a ser más dura de poner en práctica.

Viendo el perfil de mi hijo, he preferido cogerlo con calma y con tiempo para poder dejarle que asimile sin presión la transición del pañal al wc. Empieza el cole en Septiembre, será de los pequeñitos de la clase y nos toca lidiar con esas cosas, pero metiendo primera para que no se quede atrás. Así que estos son los pasitos que hemos ido dando:

  • PRIMER PASO

Lo primero que debemos tener el cuenta, es que aunque hay casos en los que el concepto de decir adiós al pañal cala muy rápido, en otros no es así. Lo bueno es previamente hablarles sobre ello, explicarles siempre con cariño y no como regañina, que ya son chicos mayores, que no son bebés. Que los chicos mayores como papá y mamá no usan pañal y usan el baño porque mola más. En mi caso Marc me acompaña siempre al baño, así que cada vez que hago pipí yo, le explico que lo que suena es pipí y que lo hago ahí porque ya soy una chica mayor. Les hace gracia observarlo, y ser conscientes de lo que es el pipí, ya que en el pañal cuesta mucho identificarlo.

  • SEGUNDO PASO

Nosotros compramos un orinal, lo pusimos al lado del wc y le explicamos que ese era más pequeñito porque es de su tamaño. Su primera reacción fue llorar, no quería sentarse ni con ropa en el orinal. Así que lo empezamos a usar para poner a los muñecos en el orinal, así en la rutina diaria, Marc me ayudaba a ponerles uno a uno y a «limpiar el orinal» después de que Winnie y Peppa hiciesen pipí en el orinal jaja. Le hacía mucha gracia, pero cuando le preguntabas si él tenía pipí, la respuesta siempre fue NO.

  • TERCER PASO

Parecía que el orinal no era algo que le gustase mucho, ya que no quería ni sentarse a probar. Por lo que como último intento, decidí buscar un momento del día en que añadir el ritual y que fuese un momento que le gustase para pillarle más relajado. Ese momento de Marc es la ducha, le encanta el agua, así que le expliqué que cuando se quita la ropita antes de ir al agua tenemos que asegurarnos de no tener pipí y que por si acaso hay que sentarse en el orinal. Esto le convenció un poquito, sentaba el culillo 1 segundo pero algo es algo. Hasta que un día se sentó, puso carita de apretar y dijo ¡Mami pipí! y allí estaba el primer pipí de mi chico 🙂 Lo malo es que se levantó y acto seguido se puso a llorar asustado por lo que había hecho, en ese caso le abracé y le dije lo orgullosa que estaba, avisamos a papi corriendo e hicimos mucha fiesta…aunque seguía con carilla de susto.

  • CUARTO PASO

Superado ese momento del primer pipí, viene lo más duro, que es coger rutina e intentar buscar la manera de que se sienta cómodo. En el caso de Marc, el orinal no le gusta nada.

 

adios orinal

 

 

¿Qué hago entonces? Tranquilos que hay más opciones, nosotros teníamos pensado empezar con el orinal y pasar después al reductor de asiento pero visto lo visto, teníamos que probar a saltarnos el primer pasito que estaba resultando fallido.

 

vista desde arriba reductor baño

 

Nosotros tenemos este reductor en la web porque es plegable, se adapta el escalón a 3 alturas, y las patas tienen un ligero balanceo para adaptar a las alturas del wc.

 

reductos wc infantil

 

Y dimos con algo que le gustaba, le encanta subir el escalón y sentarse, así que pone al muñeco en el orinal a su lado y él se sube y se sienta. ¡HURRA YA TENEMOS EL CÓMO!

  • QUINTO PASO

Encontrado el how, tocan…largas sesiones en casa que estar sin pañal para que sea consciente de la necesidad, no se relaje, y en caso de hacerse pipí encima, que lo note y entienda que ya no tiene pañal. Como es invierno y hace frío para ir en bolillas por casa, yo decidí comprarle unos calzoncillos de una temática que le gustase, no encontré Paw Patrol ni Pocoyó, pero sí los de… GEORGE PIG.

 

 

De momento manchamos 5 por día, porque aunque me avisa de que tiene pipi, muchas veces no le da tiempo a llegar, aunque en un 40% de ellas lo estamos consiguiendo. Poquito a poquito y sobre todo cargados de paciencia. Es bastante probable que se estriñan un poquito, por lo que yo espero que haga caca por la mañana para ponerle los calzones y así no afectar tanto a su tránsito.

 

  • SEXTO PASO

Es importante repetirles continuamente que nos avisen cuando tengan ganas, ya que se les olvida con facilidad. Preguntarles si tienen ganas a menudo y recordarles que no llevan el paña encima y se van a mojar sino.

  • SÉPTIMO PASO

Reforzar el concepto en cualquier momento y mostrarle que es algo que todo el mundo hace. Para ello nosotros nos hemos apoyado en la lectura, le encantan los libros así que hemos recurrido a coger algunos libros de la biblioteca para ir cambiando. Estos le gustan mucho: «Un regalo genial»«Edu ya no quiere llevar pañales» – «¿Puedo mirar tu pañal?«. Son libros ligeros, con mucha ilustración y que te dan mucho juego para personalizar la historia 😉

 

Y hasta aquí nuestra aventura en pañales, seguimos poquito a poquito, con calma y sobre todo como repito un millón de veces… ¡CON PACIENCIA PAPIS, QUE CADA PEQUE TIENE SU RITMO!

 

FELIZ FIN DE SEMANA LUNEROS

luna de mar web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *