Los cuidados de la ropa y biberones del bebé

Hola chic@s, ¿cómo llevais el calor? Yo un poco mal la verdad, me noto sin fuerzas y voy todo el día con el aire acondicionado pegado jaja. Por no hablar de Marc, está todo el día en pañal porque el pobre suda muchísimo, a ver si llegan ya las vacaciones…que con la playa el calor se lleva mejor.

En el post de hoy quiero compartir mi experiencia con los detergentes líquidos para el cuidado de la ropita de los más peques. Fue un tema que me daba mucho respeto en el embarazo, me tomaba muy al pie de la letra lo que leía por miedo a dañar la piel del peque, luego uno tiene sus truqillos y al final cuando los bebotes crecen también te relajas, al final nadie mejor que nosotras conoce lo que mejor le viene a nuestros hijos.

Toda la ropa que compré y me regalaron antes de nacer Marc, la lavé con el detergente especial bebé de Norit, lo recomendaban mucho en los foros y no dudé en comprarlo. Es carillo para el tamaño que tiene pero todo lo que rodea el mundo baby lo es, así que si quereis probar aprovechar las muestras de las canastillas o a encontrar alguna oferta como la que cogí yo con el Prime Now de Amazon.

 No tiene olor (cosa lógica si buscamos que sea lo más cuidadoso posibles con pieles sensibles), lo malo es que como con los bebés se recomienda no usar suavizantes, la ropa queda muy rígida y por más que estires te tocará planchar si o si.



Un día haciendo la compra en Alcampo, me entretuve cotilleando que otras marcas tenían detergentes líquidos para pieles sensibles de bebé y encontré el Frosch. Conocía la marca por el detergente para lavar las tetinas y biberones, así que me animé a comprarlo. Lo empecé a usar cuando Marc tenía 2 mesecitos y ya me daba menos miedo innovar jaja.

Primero lo probé solo como había hecho con el Norit para poder comparar bien, me dió la sensación de que dejaba la ropa menos acartonada y que quizás elimina algo mejor las manchas de los baberos.



Entonces empecé a lavar con el detergente líquido y a incorporar un cacito del suavizante de la misma marca, menuda diferencia…la ropa tiene poquito olor pero lo poquito que huele es a limpito, queda más agradable el tacto y sobre todo me ha evitado tener que planchar hasta la ropita interior.

Conclusión: Recomiendo usar los dos productos juntos.
En alcampo también tenían este de la marca BlancoTex, si os soy sincera no lo probé porque ví que llevaba aceite de palma, y aunque las críticas a este ingredientes se centraban en la alimentación, como persona ignorante en el tema, preferí no arriesgar. Así que ya os digo que mi decisión se debió a eso juntado con que estaba muy arriba en los estantes jajaja 😁
 
Os comentaba antes que de la marca Frosch lo que conocía era el limpiador de biberones, es este que os dejo abajo. Sigo usándolo, porque sí soy de esas mamis que sí cree en limpiar los biberones con productos adecuados, a mano y usar el esterilizador.

Probé las pastillas Milton y sinceramente me parecía un rollo, así que yo con mi método sigo muy tranquila.

Espero que este resumen os sea útil y si alguien tiene algún truquillo para compartir, que se anime a comentar 😜

Un beso muy muy grandeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee  😘😘😘😘😘😘😘😘

LUNA DE MAR TE MIMA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *