Preparando la llegada de nuestro retoño a casa (los imprescindibles) 1ª PARTE

Hola holitaaaaa chic@s, ya estoy de vuelta y con muchas ganas de escribir y contaros cosas. Al final con tanta fiesta, no he podido sentarme tranquila a escribir el post que llevaba anunciando tiempo que pondría pero es que si lo hago, lo hago bien y con dedicación al 100%. ¡Qué ya que os molestais en leerme, mereceis toda mi dedicación! 💗

La preparación para recibir al bebé en casa, conlleva muchísimo más tiempo que preparar la canastilla, sobre todo si eres primeriza, ya que priorizar no se nos suele dar bien, no por no querer sino por la falta de experiencia.
En mi caso, tuve que verle las orejas al lobo para poner el turbo, como muchos sabeis, Marc tenía prisa por nacer y en la semana 31 me ingresaron. En los 5 días que estuve hospitalizada, solo podía oir en mi cabeza la frasecita de mi madre ¡estás mu relajaita y no se sabe lo que puede pasar!, me dijo esto desde el segundo trimestre y yo pensé que menuda exagerada era, y eso que yo nací con 8 meses.
El caso es que justo esa semana me ponían los muebles de la habitación del nene, venía el pintor a ponerme el papel de la pared principal, no tenía lavada toda la ropa del peque, no tenía pañales comprados…me inundó una sensación de estar habiendo hecho todo tan tan mal que no ayudaba para nada a mi necesidad de reposo. Para colmo el pintor llamó aplazando la colocación del papel pintado y primero llegaban los muebles…puff que se juntó todo de golpe vamos.
Con esto quiero deciros, que al final nos obsesionamos demasiado con algunas cosas y a otras le vamos dando largas, al final si surge un imprevisto siempre tenemos gente que nos ayuda pero no te vas a evitar el agobio y sobre todo el disfrute de colocar tú las cosas de tu pequeño.
Así que sin prisa pero sin pausa, es mejor tener todo organizadito y así poder disfrutar más de la aventura que supone dar la bienvenida a nuestros retoños 👪
Finalmente Marc nació en la semana 39 y yo ya tenía todo más que preparado, ¡tuve muchaaaaa suerte!

Bueno no me enrrollo más y voy al quid de la cuestión. En este post voy a hablar de las grandes compras y los imprescindibles.

Lo primero que miramos nosotros fue el cochecito, pensé en un Bebecar, por su estética algo más clásica pero fue llegar a verlos a la tienda, ver lo que pesaban…y darme cuenta de que ese cochecito no era el adecuado, al menos para nuestros estilo de vida. Nos enseñaron el Bugaboo, ese famoso cochecito que todo el mundo llevaba y yo no entendía el motivo, hasta que lo cogí, desmonté y entonces… entendí que era muy muy pero que muyyyyyy cómodo. Nos miramos mis padres (era regalo de ellos), mi marido y yo y dijimos ¡Este es el cochecito de Marc sin duda!
Le compramos la edición Cameleon 3 Classic+  Lo compramos en la semana del bebé de El Corte Inglés, que fue en Octubre y estaba genial por la bonificación que luego puedes usar en puericultura y carrocería.



Dejamos encargados el colchón de la cuna y de la minicuna, así como las fundas protectoras, que son 3 en 1, bajera y aislante ante posibles escapes. Los colchones los cogí de la marca Ecus, tras mucho mirar son los que más me gustaron por su composición, están recomendados por los pediatras para prevención de muerte súbita (que aunque se sigue sin saber muy bien el motivo por el que se da, siempre hay que buscar seguridad con colchones antiahogo) y prevención de la plagiocefalia. Para la minicuna cogí el Ecus Peti Minicuna, sinceramente merece la pena por el precio que tiene, quitar esas colchonetillas que suelen venir incorporadas en las minicunas. Para la cuna le cogí Ecus Pigü
 Colchón minicuna arriba, también lo hay con forma redondeada para moisés.
 Colchón Ecus Pigü
 
 Funda Soft, protector y bajera.


Nosotros nos decidimos por cuna convertible, nos pareció muy práctico y sobre todo que aprovechas el espacio de habitación. Es una inversión que al menos vas a poder amortizar, yo soy muy fan de las cosas blancas, en casa tengo casi todo de madera lacada y en la habitación del peque no podía ser menos. Miramos unas cuantas tiendas, si buscas lacados hay poco donde elegir al menos en Madrid, en la mayoría de las tiendas infantiles trabajan melaminas. La de Marc tiene unos acabados muy cuidados que nos hicieron tenerlo claro al verla, es de la mueblería Garabatos, teneis muchas tiendas. Si quereis, un día hago un post sobre la habitación de Marc, si os ayuda a coger ideas.

A Marc le pusimos tiradores con forma de estrella en color topo.


La minicuna, se la cogí de la marca Interbaby, así como la ropita de cama. Los precios varían muy poco, más o menos vale en todos sitios igual, viene en pack con la chichonera y una especie de edredón, por lo que quizás lo que os ayude a elegir no es el euro arriba o abajo sino el modelo de conjunto con el que lo venden. Miré diferentes marcas, al tener claro que quería colecho, limité las opciones, pero es importante tener en cuenta la altura de vuestras camas ¡OJO CON ESTO! Nosotros tenemos canapé y luego un colchón viscoelástico de 28 cm, por lo que no todas las cunas me daban altura suficiente para tener al peque a mi lado. Me gustó mucho esta de Takata pero se me iba de precio, tuve que priorizar como os decía antes pero vamos que con la mía estoy muy contenta, no me arrepiento y calidad-precio no podía pedir más. La mía de costó 130€ si no recuerdo mal y la de Takata se me ponía en casi 300€.
 Arriba cuna Interbaby
 Arriba cuna Takata

Como el Bugaboo no lleva maxicosi, teníamos 2 opciones: comprarlo para llevar al peque en el coche, o directamente comprar silla de coche grupo 0/1. Optamos por pasar de comprar maxicosi y cogimos la Cybex Sirona con base de rotación 360º, nos pareció cómoda para poder meter al niño en el coche, además le cogimos el adaptador de bebé. Sin reductor, el niño durante los 2 primeros meses puede bailar dentro jaja, así que si cogeis silla de auto, recordad el adaptador. Marc tiene casi 6 meses y aún lo usa, aunque ya toca quitárselo cierto es, que se está poniendo gordi 😋. Os he dejado el enlace para que lo veais, en el corte solo está en negro, pero por diferentes webs, lo hay en burdeos y en azul royal para combinar con la silla, si alguien está interesado me lo decís y busco dónde encargué yo el mío.
 Os pongo esta foto para que veais la rotación, yo elegí el color azul navy de abajo.
 El reductor para bebés de 0 a 6 meses más o menos.


Al ir a contramarcha, le pusimos este divertido espejo para verle mientras conduces. Si lo tienes apagado es un espejo normal, si lo enciendes, le guiña el ojo y tiene música y sonidos. Lleva un mando a distancia para que lo enciendas y apagues comodamente.




La bañera la cogimos de Jané el modelo Flip, hay muchos estampados, es muy práctica ya que puedes colocar al peque en dos posiciones: tumbadito al principio, sentado cuando se tiene solo con la espalda. Facil de montar y es un poco más estrecha que otras que llevan cambiador. Yo cuando tomé medidas y ví que me cabía encima del bidé, no lo dudé.

A la trona le di muchísimas más vueltas que a la bañera, me recomendaron la Chicco Polly 2 en 1, también la Polly Magic que es hamaca. Finalmente cogí la Jané Mila que es algo más estrecha que la polly, es muy facil de usar y pesa poco, así que estoy contenta, incluye el reductor que casi no se usa, cuando le queires sentar ya no lo necesita.

La hamaca fue un regalo de mi amiga Estefi, cogimos el modelo de columpio Hybridrive Seneca de Bright Starts,lo puedes usar como columpio o como hamaca fija, tiene vibración opcional, varias melodías y velocidades. A Marc al principio no le gustaba mucho estar ahí sentado, pero a partir de los 3 meses le cogió gustillo a eso de ver la tele (en concreto el programa de AR, jaja es muy fan mi hijo de T5) con el balanceo. Yo la cogí en Amazon, porque pillé justo una buena oferta.

Un besazooooo enorme para tod@s los que me alegrais día a día leyéndome y acompañándome en esta nueva aventura.😘😘😘😘

LUNA DE MAR TE MIMA

2 Respuestas a “Preparando la llegada de nuestro retoño a casa (los imprescindibles) 1ª PARTE”

  1. Me parece buenísima idea lo de la cuna convertible!! A mí también me gustan mucho los muebles blancos.
    Y la calidad con un bebé me parece muy importante!
    Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *